El Jardín de la Esperanza

Nov 23, 2018 | Historias | 0 Comentarios

Jane planta una flor en el centro del jardín, la flor es muy hermosa y está en buen estado.  Yerbon planta una flor marchita al lado de la bella flor, al observar su flor plantada frente a la otra es inevitable hacer una comparación entre las dos, Yerbon se siente celoso y empieza a arrancar los pétalos de la flor de Jane.

Narradora

A causa de las diversas manifestaciones y nacimientos de eventualidades que atentan contra la vida y la integridad del Jardín, surge la necesidad de dialogar sobre las situaciones de carácter comunal y social, los vecinos se reúnen en la acción comunal para dialogar sobre los mismos.

Jane: (Exclamando) – ¡Buenas tardes vecinos! ¡Agradecemos la presencia de ustedes hoy en la casa comunal! ¡Todos tenemos el mismo fin y conocemos las situaciones del jardín, tal vez unos más que otros, por eso la idea o pregunta principal con la que inicia esta reunión será la siguiente! ¿Cuáles son las problemáticas que más perjudican a nuestro Jardín? – (Preocupada)

Don Jorge: (Preocupado) – ¡vecinos es muy preocupante las situaciones que se presentan en algunas partes del jardín sobre plaga intrafamiliar, en las esquinas hay demasiados pesticidas que envician a nuestros habitantes, la cultural lastimosamente se ha perdido. Cada día el jardín se va volviendo más peligroso para andar de día o de noche, zonas hermosas y frondosas han pasado a ser malas siembras, es una situación muy preocupante. No sé, eso es lo que pienso  y ¿ustedes que opinan al respecto? –

Jane: Yo opino que la situación es grave, y lo digo porque me ha tocado experimentarla directamente, muchos de mis familiares han estado en el mundo de los vicios y los pesticidas, especialmente mi querida tía margarita, que no volvió a recibir la luz del sol y poco a poco se marchita.

Melisa: (Un poco enojada) Escuchando a Jane, la situación es muy grave, no sabía que en el jardín pasaban este tipo de cosas, en mi opinión hay que buscar soluciones para los problemas que hay en este momento, para que luego no se vuelva algo incontrolable.

Camilo: (Confundido) Bueno ¿ y cómo lo vamos a lograr si algunos vecinos son algo reservados con sus problemas y no creo que ellos piensen que lo estamos haciendo por la comunidad, sino que pensarán que somos unos metiches que quieren saber toda su vida para andar contándosela a lo demás?. 

Anabela: Vecinos por mi sector, las personas de bien somos más, a pesar de ello nos vemos en constante amenaza, estamos sumidas en una sombra que cada vez abarca más de nuestro entorno y nuestros hogares. Mi padre girasol es intimidado constantemente y su semilla no ha terminado de germinar, por lo que vemos nuestro futuro amenazado.

Sofía: (Asustada) Vecinos intentemos algo, no podemos dejar el jardín así, todos estamos perdiendo nuestros colores, olores y tradiciones por culpa de unos pocos. Todos nos marchitamos y mis pétalos caen poco a poco.   

Anabela: (Levantando la mano) Tenemos que tener ideas y hechos claros para que por lo menos podamos dejar buenas tierras a las siguientes generaciones. 

Melisa: Estoy de acuerdo. Pero qué haremos para que la violencia y las plagas con sus pesticidas por lo menos disminuya, porque las hojas secas se las lleva el viento, hay que demostrar con hechos que estamos interesados por los problemas de la comunidad. 

Jane: No sé, podríamos intentar hacer algunas actividades para que la comunidad pueda sentir que hay un ambiente de esperanza y entre todos podamos empezar a combatir las malas siembras que hay por todo nuestro territorio ¿no les parece? 

Jorge: (Pensativo) Qué les parece si realizamos jornadas de riego y abono, de recreación y de cultura para la comunidad, así podremos lograr avances positivos. 

Melisa: Estos procesos no pueden ser tomados a la ligera, aunque estoy de acuerdo con lo que propone Don Jorge.

Sofia: antes que todo debemos comenzar a realizar la gestión, ante las diferentes entidades con las cuales debemos apoyarnos. (Pensativa)…mmm por ejemplo buscar apoyo de la UVA.

Camilo:  Vecinos ya tenemos muchos elementos y buenas ideas, hagamos de este lugar un nuevo jardín, dónde están todas nuestras semillas y esfuerzos sembrados en una tierra otra vez fértil, como la de nuestros antepasados. Hagamos entonces esas jornadas de cultivo y riego erradicando todo rastro de toxicidad y pesticidas.

Anabela:  Para ello deberíamos buscar las flores que se están marchitando y hacerles un acompañamiento para darles más atención y cuidado, buscando que poco a poco eliminen las plagas y pesticidas de sus cuerpos. 

Melissa: (Feliz): Si, Con ello dejaremos atrás esa sombra que nos persigue y mata lentamente y podremos comenzar desde cero sembrando semillas de anhelos  y sueños, para cultivar y recoger maravillosos frutos que adornen nuestro jardín de esperanza. 

Sofia: Esas son Excelente ideas, estamos en la misma onda. ¿Cuándo empezamos?

Jorge: Podemos empezar en los campos de hierba mala, es un buen lugar. Primero deleguemos algunas funciones y responsabilidades para iniciar la gestión con los que nos pueden ayudar con las actividades, como las autoridades y las entidades del estado y privadas, es un proceso que lleva tiempo, pero que, con toda nuestra energía recolectada del sol, sé que lo lograremos.   

Camilo: Me parece bien, empezamos la próxima semana y esta semana podemos hacer los preparativos ¿les parece?

Anabela: (Entusiasmada) ¡okey! ¡Herramientas y pétalos a la obra!

 

Narradora: Tiempo después y con muchos esfuerzos, los campos de yerba mala mejoraron notablemente, todas sus flores y semillas emergieron y germinaron con la luz, para convertirse en las flores más bellas y frondosas de la capital de la eterna primavera.